lunes, 10 de enero de 2011

Es sólo una cuestión de actitud (dixit Fito)

La vida de la mayoría de las personas están llenas de amor. Pero no lo saben.
El amor esta en todo tipo de relaciones que se establecen en la vida de las personas. Desde amistades o desconocidos, hasta la familia, pasando por lo que usualmente entendemos por la palabra amor, como es cuando se trata de dos personas deciden entablar una relación amorosa estable, a lo que se llama “pareja”.
Si bien yo ya he tratado el tema de las relaciones interpersonales amorosas, no he tratado el tema en general. Entonces… qué es el amor? El amor es estar dispuesto a dar todo por alguien o algo, o bien estar dispuesto a dar todo por la realización o felicidad de quien amamos. Pero entonces debemos preguntarnos por quién sentimos amor, y por qué lo sentimos.
La respuesta a la primera interrogante es bastante amplia: hay quienes no sienten amor por absolutamente nada ni nadie, y quienes sienten amor por todo. Pero la gran mayoría de las personas tiene como objetivo de su amor a: amigos, familia, pareja, mascota. Algunos pueden agregar el amor hacia proyectos sociales, alguna comunidad, sus carreras, los animales. Pero si bien conozco personas que aman a alguna de estas cosas, no creo conocer ninguna que muestre amor por más de dos de esas categorías (sin contar las primero mencionadas). Es posible el amor universal, entonces? No creo que exista persona capaz de dar su vida por quien no ame. Entonces… existe alguien capaz de dar su vida por quien no conoce? Existe ese amor universal, profesado por Budah y Jesús de Nazaret, que es capaz de dar su vida por incluso quienes no conoce? Podría decirse que ese amor universal, es equivalente a considerar a todos sus amigos. Jesús fue amigo, incluso, de Judas. Y trato de igual manera incluso a quienes lo aborrecieron. Pero es realista pensar de que uno puede amar e igual ser amigo de quienes lo aborrecen a uno? No creo que sea imposible, pero sí muy difícil. No creo que debamos sentir ese amor universal. Pero si podemos tener la decisión de querer tratar a todos como si fueran nuestro amigo más cercano, y estar dispuesto de dar la vida por cada uno de esos proyectos, o las personas. Simplemente hay que intentarlo.
Es entonces, ese amor universal, algo que uno siente de forma a priori en su vida? O en realidad, es simplemente estar decidido a intentar dar lo mejor de sí, y estar dispuesto a dar su vida, para que pueda realizarse incluso quienes nos aborrecen?
Es tan solo una cuestión de como uno tome las cosas. Una cuestión de actitud.

JV.