domingo, 2 de noviembre de 2008

El día q se apague la luz (para alguien muy especial)

¿Qué se le puede pedir a la vida que nos brinde antes de morir? ¿Cuáles son nuestros objetivos a corto y largo plazo? ¿ Qué es lo que nos hace tener una vida única, diferente a todos los demás? Supongo que son pocos quienes aceptan su muerte, y realizan su vida sabiendo que a uno se le está acabando el tiempo. El tiempo sigue corriendo.
Muchas veces escuché decir "Carpe Diem" (también he escrito al respecto en mi blog... pero esto será desde otro punto de vista). Pero... ¿cómo puede uno jugar a vivir el hoy, y planear y poner en primer lugar ideales y una meta, a la vez... e intentar trascender y quedar en la historia de la humanidad?
Complicado... ¿no?
Pero creo q hay algo más complicado: ¿cómo puede uno jugar a vivir el hoy, cuando sabe que no va a tener a alguien que ama, nunca más alrededor? ¿Afecta realmente nuestra vida? ¿Debería? Si alguien puede morir o desaparecer, uno no piensa realmente qué va a suceder con su entorno. ¿Cómo puede llegar a sentirse su entorno, si encima... se sane de forma anticipada?
Todo el tiempo no sería suficiente para compartirlo. Nunca. El deseo de simplemente estar en un mal sueño, se mantiene vigente. Pero no cambia los hechos.
¿Qué se debe hacer en un caso así? Ya he perdido a seres amados en mi vida... pero ella es otra cosa.

Queen... sos la mejor mascota q alguna vez alguien podría haber deseado. Mis lágrimas, esto que escribo y muchas cosas q siento, son por vos.

Alan.



1 comentario:

Debby dijo...

Queen (l) pobrecita.

Ella ya está en muchos corazones, es una perra re grosa, y yo creo que ya quedó en la historia de la gente que la conoce.