miércoles, 21 de mayo de 2008

Sabiduría vs Ideales: 1º Round

Según José Ingenieros, el hombre se conforma con los años, y deja de buscar los ideales, perseguirlos, pelear y de estar dispuesto a dejar la vida por una causa que considera noble. Pero cuántos otros filósofos y pensadores creen que los años dan vivencias, ellos experiencia y consecuentemente madurez, reflexión y sabiduría que permitirán aconsejar al jóven y servir como buen (o mal) ejemplo para las decisiones que los "rebeldes" deban tomar.
Pero, ¿quién tiene razón? ¿Está bien vivir para forjar de los desechos utopías? ¿O debemos limitarnos a vivir una vida en la que nuestro mayor meta sea la paz con nosotros, y sabiduría que podamos repartir? ¿Debemos callar nuestras ideas ante una multitud que consideramos mal encaminada? ¿Podemos cambiar a un sistema desde adentro, o hace falta siempre un cambio radical?
¿Debemos conformarnos a la realidad que nos brindaron? ¿Debemos buscar siempre ir más allá, hacia la perfección... tan inalcanzable, tan ideal, tan única, tan digna de pelear y morir por ella? ¿Es estúpido plantearse si uno está bien, o si puede estar mejor, mirando más allá de la palma de la mano, de lo alcanzable? ¿Podemos vivir tan sólo de ideas y utopias?

¿Qué opinan ustedes? En el segundo Round, comienzan los golpes.
Saludo cubriendome la cara...
Apfel.

4 comentarios:

emme dijo...

...la gente habla mucho de esto y de aquello, de lo que esta mal y de lo que esta bien, pero nadie hace nada!!!!!!
solo se quejan!
creo que las cosas hay que empezarlas desde abajo. no esperar todo lo supremo!!!
porque la gente solo reacciona con ordenes de caracter gubernamental!?
quienes son ellos para decirnos a nosotros como debemos ser...
la sociedad nos refleja...y el gobierno, supuestamente es el reprecentante del pueblo. lo es?¿?
si la sociedad nos refleja creo que tenemos, claramente, demaciados defectos y problemas por solucionar!
...hay que empezar con un cambio desde abajo, hay que empezar por uno mismo!!!

Apfel dijo...

Muy cierto, pero no contesta mi pregunta. Igual... esperá, todo a su tiempo... y será otro punto q se discutirá.
Muchas gracias Emy...
Muchos besos y abrazos,
Alan.

Airin dijo...

Hola, Alan. Da para charlar un rato. Vos como siempre yéndote a los extremos: no es una cosa O la otra. La vida está llena de tonos de gris.
La sabiduría que te van dando los años no necesariamente mata los ideales, pero quizás sí te da cierta paz y mesura cuando de defenderlos se trata. Con la exaltación de la juventud se desperdicia mucha energía en cuestiones que con los años vamos viendo que son bastante intrascendentes. Con el tiempo vas aprendiendo que no es tan importante ganar una discusión y demostrar que el otro está equivocado, y también vas adquiriendo cierta humildad que te hará sonreír ante el recuerdo del joven que quería gritar sus ideas ante ‘una multitud que consideraba mal encaminada’.
Por las causas justas siempre vale la pena luchar, y eso no es cuestión de edad. Pero hay muchas formas de luchar, y no siempre ha de hacerse desde la confrontación. Siempre habrá injusticias en el mundo, y causas nobles que defender, pero antes de salir a trenzarse con los molinos, hay que dedicarse un tiempo y espacio de crecimiento y maduración personal. Una sociedad se puede cambiar con una gran revolución, pero también se puede hacer con un lento trabajo de mejoramiento de cada uno de sus miembros. Seguramente va a tener más prensa un ministro que construya escuelas o cambie los planes de estudio de todo un país que el maestrito rural que le da clases a un montón de indiecitos descalzos en algún rincón perdido de una provincia pobre, pero ambos están cambiando el mundo, y ambos SON NECESARIOS.
No, no tenemos que conformarnos, pero tampoco hemos de pensar que en nuestras manos está la salvación del mundo. Es irresponsable desviarnos de nuestro camino, nuestro estudio, trabajo, familia y luchas cotidianas, para embarcarnos en grandiosas cruzadas contra los males del mundo. No es necesario ser como Jesús, o Gandhi, o Espartaco, o cualquiera de tantos que murieron por sus ideales, para poder producir un cambio.
Te preguntás si debemos limitarnos a vivir una vida en la que nuestra mayor meta sea la paz con nosotros, y sabiduría que podamos repartir. ¿Eso es limitarnos? Es una meta por demás valiosa, además de ser completamente realista. Desde nuestra propia paz y equilibrio estaremos mucho más capacitados para poder realmente realizar un cambio en el mundo. Y como te decía, trabajar por la evolución personal no impide trabajar por un mundo mejor. Más aún, trabajar por la evolución personal TAMBIÉN es trabajar por un mundo mejor. No es una cosa O la otra. Así que sinceramente no creo que se trate de sabiduría VS ideales, sino de sabiduría MÁS ideales.
Sin duda es propio del calor e impaciencia juvenil ver la tranquilidad del sabio como tibieza o conformismo, pero sería bueno que el joven aprendiera a esperar, a domar sus pasiones, a ESCUCHAR y aceptar que a veces los demás también tienen razón, o que dos verdades opuestas también pueden ser ciertas… Pero todo a su tiempo. Joven apasionado hoy, viejo sabio mañana… y siempre buscando algo mejor, siempre en camino a la perfección, aunque no la alcancemos.

Un abrazo.
Airín

Apfel dijo...

Buenos golpes... contesto en el segundo round, que viene pronto...
Abrazos...
Alan.